•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Asaja ha pedido a los ganaderos extremeños que acudan a la Guardia Civil a denunciar a la compañía Agroseguro si los animales muertos en las explotaciones no son recogidos en un máximo de 48 horas.

 Según esta organización, pueden exigirse responsabilidades por las infecciones que provoquen los cadáveres que circulan en los camiones de recogida por las ganaderías extremeñas.

Por otro lado, esta organización ha señalado que la lengua azul –que ya se ha extendido a País Vasco, Aragón y La Rioja– ha matado en Extremadura a 36.000 ovejas, "sin que los ganaderos hayan percibido aún un solo duro de las cantidades acordadas".

Anuncios
Anuncios

Galería de imágenes