•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil detuvo ayer en Moraleja a dos jóvenes que salieron a la ventana de un inmueble situado en el número 19 de la calle Camelias y comenzaron a lanzar disparos al aire con una escopeta, provocando una gran alarma vecinal.

La detención se produjo después de una espectacular persecución policial por las Avenidas de Pureza Canelo y de Lusitania y otras calles céntricas de Moraleja. Otro joven que acompañaba a los detenidos se dio a la fuga.

Los hechos sucedieron pasadas las 17.00 horas, cuando aún había excelentes condiciones de luminosidad. Según fuentes de la investigación, tres jóvenes que se encontraban en el interior de la vivienda comenzaron a realizar disparos al aire, primero desde una de las ventanas del piso y posteriormente desde la calle. Los vecinos, alarmados, llamaron a la Guardia Civil convencidos de que se estaba produciendo un tiroteo. Varias patrullas policiales se desplazaron al lugar, pero los jóvenes se dieron a la fuga en un vehículo.

En la persecución participaron varios agentes a bordo de motocicletas y vehículos todo-terrenos que provocaron gran expectación en Moraleja debido a su gran velocidad y el estruendo de las sirenas.

En un momento de la operación, los jóvenes se vieron acorralados y dos de ellos fueron detenidos; uno de ellos es un joven de 25 años de edad, vecino de Moraleja, al que se considera autor de los disparos. El tercero se dio a la fuga por una zona de las afueras de Moraleja y al cierre de esta edición, la Guardia Civil mantenía una estrecha vigilancia a las puertas de su domicilio.

Fuentes de la investigación confirmaron que el coche y el arma utilizados fueron intervenidos para ser analizados y comprobar su propiedad. Los detenidos prestaron declaración y quedaron a disposición judicial. Las mismas fuentes explicaron que en ningún momento se disparó contra nadie y no descartaron que alguno de los jóvenes sea consumidor habitual de estupefacientes.