•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Entre diez y doce mil trabajadores extremeños, según cálculos del sindicato UGT, se beneficiarán de la próxima subida del salario mínimo interprofesional (SMI), que en el 2008 alcanzará los 600 euros mensuales, treinta euros por encima del actual. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció esta mejora el pasado 14 de octubre, durante un acto del partido socialista en el que también hizo pública su intención de situar este referente salarial en los 800 euros antes de que acabe la próxima legislatura (en el 2012). Una medida que, de hacerse efectiva hoy mismo, incrementaría la paga de unos 90.000 extremeños, alrededor de una tercera parte del total de asalariados de la región, informa El Periódico Extremadura.

El auge del SMI –Zapatero dio por seguro que se llegaría a un acuerdo con los sindicatos "en los próximos días"– también mejorará las condiciones de vida de otros dos grupos de asalariados extremeños. Por un lado, el de aquellos que trabajan a jornada parcial y perciben la parte proporcional del SMI o de un sueldo inferior a 600 euros. Por otro, a buena parte de los aproximadamente 40.000 asalariados que no cuentan con convenios colectivos en la región.

Trabajadores empleados en despachos y oficinas, clínicas y consultas médicas privadas, centros de reciclaje, lavanderías y tintorerías o en tareas de programación informática, entre otros, tienen en común pertenecer a actividades que no cuentan con convenios colectivos, con lo que cobrar un sueldo por encima del mínimo "es algo que queda a voluntad de la empresa", señala Gabriel Molina, economista de UGT, que también hace hincapié en la especial trascendiencia que tiene para la región la subida del SMI, ya que mientras que "en Extremadura los trabajadores que cobran menos de 600 euros suponen entre un 4 y un 5% del total de asalariados, en España la media es del 0,8%".


Galería de imágenes