•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La que fuera candidata a la alcaldía almendralejense por el PP, Ana Sánchez, se convirtió ayer en concejala no adscrita y abandonó el grupo popular después de que se aprobará su solicitud en pleno. A partir de ahora recibirá 400 euros por indemnización como edila -lo que se aprobó por unanimidad- más la asignación económica por asistir a las comisiones y a los plenos. Sumados ambos conceptos, cobrará unos 750 euros al mes.

La edila solicitó desvincularse del grupo municipal del PP y pidió que se le reconociesen sus derechos como concejala no adscrita. De esta forma, ha dejado de sentarse junto a sus antiguos compañeros para hacerlo junto al de IU, Santiago Fernández.

Esta desvinculación obligó a modificar la composición de las comisiones informativas. Sánchez continuará asistiendo a las mismas de antes -Asuntos sociales, sanidad y consumo; Personal, gobernación y régimen interior; y Educación, cultura, deporte, festejos y turismo-. Al quedar un hueco en la representación popular en éstas, el PP ha asignado a tres de sus ediles. El alcalde José María Ramírez explicó que esas tres comisiones contarán con la presencia de un miembros más de la oposición.

Sánchez afirmó que no se había preocupado por la asignación económica, pero cree que si el resto de concejales tienen retribuciones, "es lógico" que también las tenga ella. "Lo de mi escrito era una cosa que estaba dicha hace mucho tiempo, porque no podíamos trabajar juntos y aquí estamos para trabajar por el pueblo y no para echarnos tierra unos a otros" dijo.

Además, aseguró que ella no saldrá ganando económicamente porque ahora le van a subir las retribuciones fiscales. "Por ello, cobraré mucho menos, y lo que cobro por pleno me lo quitan de mi trabajo. No sabía que tendría ésto y no lo he hecho por dinero; pensaba que solo cobraría por la asistencia a los plenos y las comisiones, pero, lógicamente, yo también tengo que hacer mis fotocopias y vestirme para las ocasiones, entre otros gastos", señaló.

Por su parte, el portavoz del PP, Juan José García-Moreno, volvió a pedirle que entregue el acta, ya que opinan que es "propiedad del partido", dijo y añadió: "Ella se negó de nuevo; ahora veremos que es lo que pasa durante los próximos cuatro años".


Galería de imágenes