•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un alumno de 16 años del instituto Norba Caesarina de Cáceres en tratamiento psiquiátrico sembró ayer la alarma en una de las aulas al intentar agredir a su profesor de Artes Plásticas con un cuchillo de grandes dimensiones. El docente y otros dos estudiantes lograron desarmarlo y solo el agresor resultó finalmente herido leve con un corte en la mano.

Todo quedó en un susto. Sin embargo, el incidente causó una gran conmoción tanto en el alumnado como en el profesorado, según confirmaron a este diario el director del mismo, Javier Vidal, y el profesor que sufrió el ataque. Ambos insistieron en minimizar el suceso, que calificaron de hecho aislado, y destacaron la ausencia de conflictividad en el centro, según informa El Periódico Extremadura.

Anuncios

El caso se puso ya ayer en manos de la Fiscalía de Menores al ser el agresor menor de edad, en las de la Dirección Provincial de Educación y de las de la Policía Nacional, que ya ha tomado declaración al docente, cuya identidad responde a las iniciales V. C. G. Se trata del primer incidente con arma blanca que se vive en las aulas extremeñas.

Anuncios

 El suceso ocurrió sobre las nueve y media de la mañana en el aula de 4º C de la ESO. En ese momento se encontraban en clase 25 alumnos y el profesor, cuando entró en el aula el joven agresor, que pertenece al grupo B del mismo curso. El docente, que se hallaba de pie en el pasillo entre las mesas de los alumnos dando explicaciones, no se sorprendió al verlo, solo le preguntó si se había cambiado de clase, pero él no contestó, siempre según el relato de los hechos que realizó el profesor horas después de lo ocurrido.

El joven se dirigió al maestro por la espalda mientras sacaba de su mochila el cuchillo. Le agarró por el cuello con un brazo blandiendo en la otra mano el arma. Cuando iba a clavársela, la víctima logró interceptar el golpe agarrándole de la muñeca. Enseguida otros dos estudiantes se le echaron encima y le desarmaron. "No opuso resistencia, ni insistió en continuar la agresión. Estaba tranquilo, como ido y no decía nada", declaró el profesor.

En el forcejeo, el menor resultó herido con un corte en la mano, del que fue curado en el mismo centro mientras eran avisados sus padres. El chico fue trasladado a la Unidad de Psiquiatría del hospital Nuestra Señora de la Montaña donde al cierre de esta edición permanecía ingresado. El cuchillo, con una hoja de entre 15 a 20 centímetros, quedó depositado en la comisaría. Aún tenía las etiquetas con el precio.


Galería de imágenes