•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los vecinos de la calle Nazaret, en la barriada de La Estación, están recogiendo firmas para apoyar la reclamación presentada en el ayuntamiento para que se derribe una vieja nave de Renfe que está abandonada desde hace años y sirve "de refugio a indigentes y a drogadictos", y también porque en su interior se acumulan todo tipo de residuos, desde ropa hasta basuras pasando por ripios y restos orgánicos.

El temor de los residentes de esta zona es que "un día pueda pasar algo grave, porque la nave está abandonada, las vigas son de madera, están podridas y con carcoma y eso es un castillo de naipes", denuncian.

Así lo manifestaba a este diario Javier Ortiz, quien ejerció de portavoz vecinal, es dueño de una empresa en ese lugar y además de vicepresidente de la Asociación de Comerciantes de San Fernando, que, junto con la asociación de vecinos, participan en la recogida de firmas y ya expresaron sus quejas. De hecho, hace solo unos días tuvieron que intervenir los bomberos para sofocar un incendio que se produjo en el interior de esa nave y ya entonces algunos de los residentes más próximos expresaron su temor a que "un día ocurra alguna desgracia, algo grave".

El vecindario se queja de que esta situación se mantiene desde hace "mucho tiempo". La nave tiene 50 años y lleva "ya bastantes abandonada y sirviendo de refugio para gente que la utiliza para drogarse, o refugiarse, y además es un foco de infección peligroso, teniendo en cuenta que por aquí hay muchos niños", dice Ortiz. De momento, ignoran si está prevista la demolición. Se han dirigido al ayuntamiento y a Renfe, pero afirman que no han obtenido respuesta.

Estos mismos vecinos de la calle Nazaret denunciaron el sábado el destrozo de cinco vehículos por actos vandálicos cometidos de madrugada.