•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La directora general de Evaluación y Calidad Ambiental de la Consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente, María Ángeles Pérez Fernández, y el director general de Sistema Integrado de Gestión y Recogida de Envases (SIGRES) Juan Carlos Mampaso, han presentado hoy una nueva campaña de sensibilización sobre la recogida de envases y restos de medicamentos denominada "Un gesto por el Medio Ambiente".

Con esta iniciativa, explica María Pérez, se pretende "concienciar a la población en general la necesidad de hacer un uso adecuado de los medicamentos que ya no sirven y evitar que acaben en la basura de manera indiscriminada".

La directora subrayó el esfuerzo que están llevando a cabo las administraciones públicas por sensibilizar a los ciudadanos de la conveniencia de revisar periódicamente los botiquines domésticos para desechar en los contenedores adecuados los medicamentos que no son necesarios, así como la madurez de la sociedad extremeña en las cuestiones medioambientales.

En este sentido, el director general de Sigres, Juan Carlos Mampaso, señaló que la recogida de envases y medicamentos en Extremadura es superior a la media nacional con un incremento del 12%, durante el primer semestre del año.

La media mensual en la región es de 3,93 kilos por cada mil habitantes en los 664 puntos SIGRES (Sistema Integrado de Gestión y Recogida de Envases) de las farmacias extremeñas.

Asimismo, Mampaso indicó que el número de ciudadanos que tiran los restos de medicamentos a la basura o al desagüe ha experimentado un "descenso importante pasando del 43% del 2003 al 8 por ciento del año pasado".

En su opinión "la revisión periódica de los botiquines domésticos se afianza entre los ciudadanos como una práctica habitual, lo que evita múltiples accidentes que pueden producirse en el hogar por el consumo inadecuado de medicamentos sobrantes de otros tratamientos, por su mal estado o por estar incluso caducados".

Un sondeo realizado por SIGRES pone de relieve que la mitad de las ocasiones en que se revisa el botiquín acaba con la retirada de medicamentos caducados. En uno de cada tres casos, además, se retiran medicamentos que se guardaron si la caja ni el prospecto y que no se recuerdan para qué fueron prescritos.

En 9 de cada 10 hogares se revisa el botiquín doméstico con cierta periodicidad, principalmente para retirar los medicamentos caducados y en el 16% de las ocasiones el ciudadano retira restos de medicación que hace tiempo que no utiliza.

Mampaso señala que esta práctica de guardar medicamentos que sobran de anteriores tratamientos contrasta con la opinión del 82% de los ciudadanos encuestados que la considera perjudicial para la salud.

Un gesto por la salud
La campaña que ponen en marcha SIGRES y la consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente, "Un gesto por el Medio Ambiente" tiene por objeto recordar a los ciudadanos de la importancia para la salud y el entorno, el realizar un pequeño gesto como el de depositar los envases y restos de medicamentos a un contenedor blanco de los puntos SIGRES ubicados en las farmacias.

En estos contenedores se pueden dejar los envases vacíos, los restos de medicamentos y aquellos que ya no se necesiten al finalizar un tratamiento y los que estén caducados.

La directora general de Evaluación Ambiental de la Consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente, ‘ese sencillo gesto nos va a permitir el correcto tratamiento medioambiental de los residuos farmacéuticos de origen domiciliario, por lo que el beneficio es para todos'.

La Junta de Extremadura colabora con SIGRES desde 2001, siendo Extremadura la segunda región en que se puso en marcha la iniciativa de recogida de envases procedentes del sector farmacéutico. Desde entonces, la recogida ha aumentado en un 189%, mientras que la media nacional ha crecido el 149%.

En la actualidad existen 664 puntos SIGRES en la región, 374 en la provincia de Badajoz y 290 en la de Cáceres. Con una recogida de 17.300kilos y 8.304 kilos, respectivamente.