•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Junta de Extremadura ordenará la escolarización de los dos nietos de Marta Hurtado, la mujer de origen venezolano residente en Navalmoral de la Mata que ingresó el lunes en prisión acusada de un delito de malos tratos en el ámbito familiar.

Los menores, un niño de siete años de edad y una niña de cinco, viven con su madre en un piso de la calle Puerto del Escudo de esta localidad, donde también residía hasta el domingo su abuela. Los niños no asisten a clase desde el pasado día 16 de octubre, fecha en la que su madre y su abuela fueron acusadas de agredir a dos profesores del Colegio Público Campo Arañuelo. A raíz del incidente, la familia anunció que no volvería a escolarizar a los niños hasta que no les cambiaran de centro por considerar que dos profesores agredieron a uno de ellos. Marta Hurtado y su hija, Diorlin Aimara, madre de los pequeños, presentaron una denuncia contra los maestros el mismo día que éstos las denunciaron a ellas.

El ayuntamiento de Navalmoral de la Mata informó ayer que ha puesto en marcha el Programa de Familia, un protocolo cuyo objetivo es interesarse por la situación familiar de los menores, ofrecer los recursos existentes y, llegado el caso, notificar a la Dirección General de Infancia y Familia la existencia de posibles problemas para atajarlos.

Anuncios
Anuncios

La Consejería de Igualdad y Empleo confirmó que un equipo de técnicos de este programa "sigue de cerca la situación de los dos menores". La Junta de Extremadura tiene constancia de que se encuentran con su madre y confirmó que se trabaja en contacto con los Servicios Sociales de Base del ayuntamiento "para primar, en todo momento, la protección de estos menores".

La Junta pondrá en marcha "un proyecto de intervención que dé respuesta a los nuevos problemas detectados en el entorno familiar que distorsionan la convivencia y, sobre todo, la situación de los menores" con el propósito de normalizar su situación.

El Servicio de Inspección de la Consejería de Educación mantuvo ayer una reunión con la madre de los niños y se baraja la posibilidad de un cambio de centro. El absentismo había sido denunciado por el colegio siguiendo el protocolo y los técnicos de Inspección estudiarán la situación y elaborarán un informe con sus conclusiones.


Galería de imágenes