•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La consejera de Cultura y Turismo, Leonor Flores, ha anunciado, durante su visita a las Jornadas Profesionales de Turismo Idiomático que se celebran en Cáceres, su intención de apoyar desde la Administración regional cualquier iniciativa empresarial privada que surja en la Comunidad Autónoma y cuyo objetivo sea desarrollar centros de enseñanza del castellano a estudiantes extranjeros en Extremadura.

Este apoyo se debe a que, en opinión de la consejera, este es uno de los sectores turísticos con mayor futuro y la región cuenta con la riqueza cultural, patrimonial y medio ambiental necesaria como para ser un destino atractivo para los visitantes de fuera.

Leonor Flores ha recorrido en el Complejo Cultural San Francisco de la capital cacereña los diferentes stands, donde representantes de 48 escuelas de español para extranjeros, englobadas bajo la Federación de Escuelas de Español como Lengua Extranjera (FEDELE), uno de los organizadores del encuentro, celebran reuniones durante los próximos dos días con miembros de 121 agencias extranjeras de 26 países de Europa, América y Asia, interesadas en contratar estos cursos.

La consejera ha indicado que en Extremadura aún no se ha desarrollado este tipo de turismo, razón que ha llevado a la Consejería a ofrecer Cáceres como sede de este noveno encuentro internacional, ya que de esta forma los profesionales del área pueden conocer de primera mano las ventajas que la Comunidad Autónoma ofrece.

Cada año, unos 150.000 estudiantes acuden a España para recibir clases de español, cifra que aumenta progresivamente, según ha explicado la consejera, quien considera que los beneficios económicos que este tipo de turismo tendría para Extremadura no deben ser desechados.

Leonor Flores añadió que en caso de que no se produzca un interés privado por desarrollar un proyecto de este tipo en la región, desde la Junta de Extremadura se intentará abordar la puesta en marcha de una acción turística de este tipo.

En cualquier caso, Leonor Flores, cree que proyectos educativos y turísticos como estos en Extremadura deben tener las casas rurales como centro neurálgico. La consejera destacó la calidad de estos establecimientos en la región y apuntó su posible uso itinerante como sedes de escuelas de castellano durante algunos periodos de tiempo como una opción a estudiar.