•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Moraleja cerrará al público en horario nocturno el parque de Alfanhuí para evitar posibles actos vandálicos. La medida se adopta después de que en las últimas semanas este espacio haya sufrido varios destrozos importantes.

Hace unos días arrancaron una de las puertas de entrada al recinto del parque lo que a juicio del teniente de alcalde de Moraleja, Carlos Lomo, "es más que una gamberrada porque tuvieron que hacer uso de maquinaria" para cometer los daños.

Incluso, hace semanas se registraron importantes problemas de suciedad en el parque "a pesar de las tareas de limpieza de los operarios municipales". Según recordó Lomo, hubo quien se dedicó a vaciar cubos de basura "a conciencia" en el parque justo después del paso de los servicios de limpieza. También se ha dado con un grupo que se dedicaba a quemar contenedores. "Es oportuno cerrar el parque a una hora prudencial", manifestó el teniente de alcalde, quien insistió en que sí se garantizará el disfrute del parque por parte de los ciudadanos "pero es oportuno cerrarlo a una hora prudencial para evitar tentaciones", argumentó.

Desde ayer este espacio de ocio permanece cerrado para facilitar las obras de mejora que se están ejecutando. Con un montante que supera los 200.000 euros, se construyen tres aseos, se acondicionará el área de juguetes infantiles y se colocará suelo acolchado para evitar que los niños sufran lesiones mientras juegan en el parque, situado junto al colegio de infantil Joaquín Ballesteros. En cuanto al tiempo de ejecución de los trabajos, Carlos Lomo no concretó una fecha concreta pero sí anunció que "las obras se agilizarán al máximo". El consistorio también tiene previsto dotar a cada barrio de la localidad de Moraleja de un espacio verde , con área de juegos y recreo.


Galería de imágenes