•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El día amaneció soleado, con una temperatura agradable, sin excesivo calor y por ser domingo no había apenas tráfico en las calles de la ciudad. Ayer se dieron todas las condiciones para que los aficionados a la bicicleta se echasen a la calle y se animasen a participar en el XXII Día de la Bicicleta, que organizó el ayuntamiento pacense.

Según el concejal de Deportes, Miguel Angel Rodríguez de la Calle, se inscribieron más de 3.200 personas, de todas las edades, a las que se sumaron otros muchos sin dorsal, con lo que finalmente más de 4.000 ciclistas participaron en esta actividad y recorrieron los 5,4 kilómetros de distancia entre el centro de Carrefour de la carretera de Valverde y el antiguo Pryca. A estos kilómetros se suman los que hicieron aquellos que llegaron al lugar de salida en bici desde sus casas, algunos desde la margen derecha, más el recorrido de regreso.

El paseo en bici se inició puntualmente a las 10.30 de la mañana y en doce minutos ya estaban todos los ciclistas en ruta. Entre manillares y cascos sobresalía una bandera española, que llevaba Cándido Gallego, "porque soy español". Era la tercera vez que Cándido, de 50 años, participaba en esta cita, que le agrada, aunque "con una salvedad: veo mucha gente sin caso y es obligatorio por la seguridad de cada uno".

También Raúl Granado, con tan solo 5 años, se mostraba reivindicativo y había dejado que su padre le colocase detrás del sillín de su bici una pancarta con un mensaje: 365 días de la bici, carril bici ¡ya! . Raúl ya participó el año pasado y contaba –con mucho pudor– que coge a diario la bicicleta, en el parque o por las aceras "porque no hay carriles", le apuntaba su padre.

Ana era con casi total seguridad una de las participantes más jóvenes. Con solo 16 meses, llevaba su propio dorsal. Su padre, Marcos Méndez, le había colocado el casco protector y la llevaba sujeta en su asiento posterior, como hace sin rechistar de vez en cuando, pues esta familia está acostumbrada a pasear en bici con otros amigos. Para ellos la bicicleta es diversión y suelen salir por caminos "porque por la ciudad es bastante complicado". Viven en Las Vaguadas, llegaron a Carrefour por el camino de La Banasta y tenían previsto regresar por el que pasa por la escuela de ITI y Llera. Marcos se lamentaba de que la zona del río, a pesar de ser un lugar frecuentado por ciclistas, "está muy descuidada".

Tras comprobar año tras año la gran afición a la bicicleta entre los pacenses, el ayuntamiento pretende dar un paso más y ayer Rodríguez de la Calle avanzó que proyecta organizar dos Días de la Bicicleta al año, el tradicional de otoño y otro en primavera. Además, le gustaría que tuviese otro recorrido.

Otro de los proyectos es un servicio de alquiler de bicicletas, pero según ha declarado a este diario el concejal de Infraestructuras, José Antonio Monago, sería "una locura" promocionar su uso sin que haya aún carriles bici en la ciudad. El ayuntamiento está estudiando ahora los sistemas de carril bici que funcionan en otras ciudades, como Sevilla, Vitoria y San Sebastián.