•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil detuvo ayer a la mujer que supuestamente agredió el martes a dos profesores del Colegio Público Campo Arañuelo de Navalmoral de la Mata, acusada de clavar un cuchillo en el abdomen a su compañero sentimental.

La detenida es Marta Hurtado, de 47 años de edad y de origen venezolano, y la identidad de la víctima responde a las iniciales J.M.M., de 50. Según las primeras investigaciones, la pareja se enzarzó en una discusión en el domicilio de la detenida, situado en una vivienda del segundo piso del número 1 de la calle Puerto del Escudo de Navalmoral de la Mata. No obstante, ninguno de los vecinos oyó nada que no fuera habitual, ya que las mujeres que comparten la vivienda acostumbran a regresar a casa a altas horas de la madrugada y a provocar molestias a los residentes.

Según las fuentes consultadas, el origen de la discusión pudo estar relacionado con la trascendencia que ha tenido en los medios de comunicación la agresión denunciada por los dos profesores del colegio. En un momento de nerviosismo, la mujer pudo haber cogido un cuchillo de la cocina, que se encuentra nada más acceder a la vivienda, y asestárselo al hombre. Fuentes oficiales confirmaron que la víctima es la pareja sentimental de la agresora, extremo que negaron algunos vecinos del edificio.

Anuncios
Anuncios

Según informó anoche un portavoz del Hospital Campo Arañuelo de Navalmoral de la Mata, aunque la herida fue provocada en el abdomen, no provocó lesiones internas. El hombre ingresó en el centro hospitalario pasadas las 6.30 de la madrugada y fue intervenido quirúrgicamente por la mañana. Ahora permanece en la planta de Cirugía del hospital y, salvo complicaciones, se encuentra fuera de peligro. El herido tiene nacionalidad española.

La Subdelegación del Gobierno confirmó que la Guardia Civil de Navalmoral de la Mata detuvo a la mujer a las 6.00 de la madrugada. El juez de guardia ordenó la elaboración de un informe y los agentes se personaron en el hospital a las 10.30 de la mañana para recabar información sobre la agresión. Marta Hurtado permanecía anoche en los calabozos municipales y está previsto que hoy pase a disposición judicial. Su hija, Diorlin Aimara, visiblemente emocionada, no quiso hacer declaraciones sobre lo sucedido.

Según la información de los vecinos, la detenida comparte la vivienda con varias mujeres más. Un redactor de El Periódico comprobó esta misma semana que en el piso residen además un niño y una niña, nietos de la presunta agresora. La propietaria de una vivienda próxima a la de la detenida afirmó que Marta Hurtado ha sido denunciada por diversos motivos por el vecindario, que la acusa de provocar ruidos de madrugada, arrojar objetos al patio e, incluso, de amenazar a los residentes. Según esta versión, las mujeres habitan el piso desde hace varios años, aunque en realidad figura como inquilino un matrimonio al que nunca han visto.

La de ayer es la segunda agresión en cinco días de la que se acusa a la mujer. No obstante, la Guardia Civil no la detuvo el martes pese a la denuncia formulada por los maestros por considerar que era una falta, y no un delito. Tras la polémica desatada tras la agresión a los maestros, la Junta de Extremadura ha anunciado que la agresión será considerada un delito que se verá por la vía penal.


Galería de imágenes