•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El portavoz de Agricultura del Grupo Popular en la Asamblea, Diego Sánchez Duque, califica de "un auténtico desastre" la situación actual del sector ovino extremeño como consecuencia de la "falta de planificación, control y vigilancia" por parte de la Junta de Extremadura respecto a la enfermedad de la lengua azul.

Según recoge El Periódico Extremadura, el popular afirma que el sector padece una "crisis estructural bárbara", a tenor de los 160 focos, las 700 explotaciones y las 9.000 ovejas muertas por la enfermedad.

Así, el político aboga por la puesta en marcha de un estudio epidemiológico para determinar la posible entrada en acción de un nuevo serotipo de lengua azul que sea más fuerte que el actual; así como la aplicación de otras medidas de carácter preventivo, que contribuyan a evitar la extensión de la enfermedad

En este sentido, estima como una "auténtica chapuza" la actuación de la Junta en el tratamiento de la patología ya que, a su juicio, más de tres años después de que esté afectando a las explotaciones ganaderas, los representantes del sector y los ganaderos "de a pie" se encuentran "desesperados" por la "falta de información, apoyo y ayuda para combatir la crisis provocada".

Como medidas concretas, Sánchez Duque defiende la vacunación de las explotaciones con serotipos que podrían afectar en el futuro a la cabaña ganadera, y no exclusivamente con los que ya tienen incidencia en la actualidad. De igual modo, apuesta por la revacunación del ganado a los 21 días y de nuevo a los seis meses; así como por la puesta en marcha de una campaña de desinsectación en las explotaciones; y por la puesta en marcha de una evaluación "seria" de las vacunas una vez se vayan aplicando.

Por otra parte, considera "insuficientes" las ayudas de seis euros anunciadas ayer por el Gobierno regional, ya que las pérdidas ya "son mayores". Por ello, exige un "mayor esfuerzo para evitar la desaparición" del sector ovino, el cual contribuye al asentamiento de la población en el medio rural y a la subsistencia de 11.000 ganaderos. "Hay una crisis estructural bárbara en el sector ovino y se está tardando en aplicar medidas" sentencia Sánchez Duque.


Galería de imágenes