•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Servicio Extremeño de Salud (SES) detecta al año 400 nuevos casos de cáncer de mama en la región, la mayoría en mujeres de entre 45 y 65 años, según los datos que maneja el subdirector de Salud Pública, Clarencio Cebrián.

Según recoge el Periódico Extremadura, Crebrián destaca que gracias a los programas de cribado del cáncer de mama, iniciados en 1998, aumenta la incidencia de los casos detectados y se ha conseguido disminuir la mortalidad gracias a la detección precoz y la aplicación de tratamientos, farmacológicos y quirúrgicos, menos agresivos y a tiempo.

Estos programas de cribados, que realizan mamografías a todas las mujeres de la región, desde las 8 cabeceras de las áreas de salud de la región, en las zonas urbanas, y otras dos unidades móviles para las rurales, se ha conseguido una supervivencia al cáncer de mama del 30 por ciento de las afectadas y un 90 por ciento de curaciones.

En la pasada campaña de cribado se contaba con una población a revisar de 74.456 mujeres, con edades comprendidas entre los 50 y los 65 años, de las que 46.905, es decir el 63 por ciento, acudió a las consultas o a los autobuses, para realizarse una mamografía, detectando 150 tumores.

En la actual campaña, que se inició en pasado 1 de enero, y se prolongará hasta el 31 de diciembre de 2008, la población femenina que pasará por los controles periódicos ha aumentado en 25.000 con respecto a la anterior, dado que la franja de edad se ha aumentado hasta los 70 años.