•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Central Nuclear de Almaraz sufrió el pasado martes, 16 de octubre, el tercer incidente registrado en cinco días al detectarse un fallo en una válvula de seguridad.

Según informó el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), el incidente se registró durante el proceso de enfriado del sistema de refrigerante del reactor. El suceso tuvo lugar cuando se procedía a llevar la unidad a la situación de parada fría debido a la recarga de combustible. El CSN informó que se produjo "la actuación anómala de una válvula de seguridad, lo que ha provocado una bajada de nivel en el presionador". Como medida correctora, la central ordenó el aislamiento de la línea de descarga, lo que permitió que el presionador recuperara el nivel perdido.

El CSN restó importancia a la sucesión de incidentes registrados e insistió en que "no tienen ninguna relación entre sí" aunque serán objeto de investigación.

El día 11 dos trabajadores resultaron heridos con quemaduras de gravedad mientras realizaban trabajos de mantenimiento en la central y el lunes, día 15, un incidente puso en duda la limitada capacidad de las válvulas de alivio del reactor cuando se le extraía el calor residual.