•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Funcionarios de la Jefatura Superior de Policía en Badajoz, dentro de la denominada Operación Duquesa, desarticulan en Casas de Don Pedro un grupo dedicado a la falsificación documental con el único objeto de legalizar a ciudadanos extranjeros en España, favoreciendo así la inmigración ilegal.

Según recoge EL PERIÓDICO EXTREMADURA, los agentes de la policía detuvieron a una de las cabecillas de la organización, ciudadana marroquí de 29 años, así como a su marido, un español de 39 años y un funcionario del Ayuntamiento de Casas de Don Pedro (Badajoz), lugar en el que la organización centraba todas sus operaciones. La Delegación del Gobierno detalla que los detenidos han sido puestos a disposición judicial, si bien la operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Todo empezó cuando, a finales del año 2006, funcionarios de Extranjería de Badajoz comunicaron a la policía de la existencia en Casas de Don Pedro (Badajoz) de un grupo organizado dedicado a legalizar a ciudadanos extranjeros en España, para lo cual procedían a realizar ofertas de trabajo ficticias y falsificaban informes de residencia a favor de estos ciudadanos, donde constaba que residían en dicha localidad desde hacía más de tres años.

Anuncios
Anuncios

Después de diez meses de investigación, en los que hubo una total colaboración por parte de la Oficina de Extranjeros de la Subdelegación del Gobierno en Badajoz, se pudo ir identificando a las personas que componían este grupo organizado, así como las funciones que cada una de ellas tenía encomendadas y el "modus operandi" utilizado.

Según explica la Delegación del Gobierno, la legislación española permite conceder autorización de trabajo y residencia a los extranjeros que demuestren, básicamente, que están residiendo en España desde, al menos, tres años y que cuenten con una oferta de trabajo de una duración mínima de un año. Era a partir de estas condiciones donde el grupo organizado desarrollaba su actividad delictiva.

Modus operandi Una vez captadas las víctimas, se entrevistaban con uno de los cabecillas del grupo organizado, quien les ofrecían la posibilidad de obtener un precontrato de trabajo en algunas de las empresas que eran controladas por ellos, así como la posibilidad de obtener un informe de residencia en que el que se hacía constar que el ciudadano extranjero en cuestión había residido por más de tres años en Casas de Don pedro (Badajoz), cobrando por ello unas cantidades de dinero que oscilaban entre los 1.000 y 3.000 euros.

Pagada la cantidad establecida, la organización se ponía en contacto con un funcionario del Ayuntamiento de Casas de Don Pedro (Badajoz), quien emitía un informe de residencia en el que se hacía constar que el ciudadano extranjero en cuestión había residido por más de tres años en la localidad, siendo tal afirmación totalmente falsa y llegando, incluso, a falsificar la firma del alcalde.

Si además la víctima había "comprado" la oferta de trabajo, la organización tramitaba dicha oferta fraudulenta, dando a la víctima de alta en la Seguridad Social, añade la Delegación del Gobierno.

Una vez identificados todos los miembros de la organización y habiendo obtenido las pruebas necesarias, se procedió a la detención de los máximos responsables de la misma, a los que se les imputan un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, falsificación documental y asociación ilícita.

Finalmente, durante un registro efectuado en el domicilio de la localidad de Casas de Don Pedro donde la organización tenía su sede, los agentes se incautaron de un ordenador portátil y documentación relativa a los hechos delictivos referidos.


Galería de imágenes