•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Francisco Garrido, vecino de Lobón de 53 años, y Andrés Millán, de 61 años y natural de Guadajira, fallecieron en un accidente ocurrido en la mañana del vieres en la carretera EX-300, entre Solana de los Barros y la unión de este vial con la autovía A-5, cuando se dirigían a la recogida de la aceituna a la citada localidad pacense.

Marcelino González, de 60 años y también vecino de Lobón, tercer ocupante del vehículo siniestrado, ha sufrido la fractura de cuatro costillas. Los viajeros del coche con el que chocaron frontalmente, dos jóvenes de Badajoz de 18 y 19 años, resultaron heridos leves.

Francisco, Andrés y Marcelino, jornaleros de profesión, se dirigían ayer a las siete de la mañana en un Renault Clio a realizar las labores de recogida de la aceituna. Cuando apenas llevaban unos minutos de viaje se vieron sorprendidos por un vehículo a la altura del kilómetro 37 de la carretera EX-300, que invadía su carril y colisionaba de frente con ellos debido a una distracción por posible somnolencia, según informa la Guardia Civil.

Anuncios
Anuncios

Junto a ellos viajaban en otros coches más jornaleros de Lobón que también se dirigían a Solana de los Barros. Uno de esos vehículos, que circulaba por delante del de los fallecidos, pudo esquivar con mejor suerte al que se dirigía a ellos en sentido contrario.

Los fallecidos eran agricultores, ambos solteros, gentes del pueblo que, como señalan fuentes municipales de Lobón, eran muy apreciados por los vecinos, por lo que este accidente ha supuesto un duro golpe para todos. El herido, Marcelino González, está casado, tiene tres hijos y se encuentra estable dentro de la gravedad.

Francisco Garrido será enterrado hoy a las diez de la mañana en Lobón y Andrés Millán en Guadajira a las diez y media de la mañana.

A este accidente, y al ocurrido el jueves por un motorista en la carretera que une Badajoz con Valverde de Leganés, hizo alusión ayer en la capital pacense la Delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira, tras participar en el acto conmemorativo del día de la Virgen del Pilar, patrona de la Guardia Civil.

Pereira insistió en la necesidad de concienciar a los ciudadanos en materia de seguridad vial para evitar accidentes causados por factores humanos, como los ocurridos ayer y el pasado jueves en la provincia de Badajoz.

La Delegada del Gobierno comentó la posibilidad de incrementar la penalización de los excesos al volante y transmitió el pésame a las familias de todos los fallecidos en los accidentes ocurridos.


Galería de imágenes