•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Confederación Nacional del Trabajo  (CNT) denunció ayer el despido de 140 trabajadores magrebíes en la finca "El Baldío de Casatejada" cuando faltaban tres días para finalizar las labores de recolección del pimiento.

El secretario de Comunicación y Formación de CNT en Extremadura, Juan Carlos Algaba, explicó que la empresa trasladó "una falta leve de un grupo de trabajadores a todo un colectivo" y que "este acto puede suponer un claro ejemplo de discriminación cultural" al haberse producido coincidiendo con la celebración de los últimos días del Ramadán.

Según CNT, el día 10 de octubre, después de 5 horas de trabajo, "un pequeño grupo de trabajadores magrebíes" decidió hacer un alto de unos minutos en sus labores de recogida del pimiento, algo a lo que se opuso el capataz que, según el sindicato, "amenazó a los trabajadores con quitarles la media hora del descanso del jornal". Ante la negativa de los obreros fueron despedidos, según la versión sindical.

La denuncia de CNT considera que "se ha vulnerado el derecho de religiosidad" y que el despido "ha sido trasladado a todo el colectivo magrebí" a pesar de que no todos llevaron a cabo el descanso. Además, según su opinión, el despido "constituye una violación del convenio del Campo de Extremadura que considera este hecho como una falta leve.         

CNT y la asociación Cáceres Acoge informaron ayer que se encuentran trabajando para la resolución de este conflicto.