•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La compañía eléctrica Iberdrola ha desbloqueado el inicio de las obras de construcción de 147 viviendas sociales de la empresa pública Urvipexsa en Trujillo, aunque ha provocado un retraso de diez meses en la ejecución del proyecto.

Un tendido eléctrico de alta tensión propiedad de Iberdrola, ubicado en una de las calles de la nueva urbanización, impedía desde el pasado mes de diciembre que se iniciaran las obras de la promoción, perteneciente al Plan Estatal de Vivienda 2005-2008 suscrito entre el Ministerio de Vivienda y la Junta de Extremadura. Las viviendas pertenecen al Plan 60.000 y estaba previsto que se entregaran el próximo mes de febrero, pero el retraso de los trabajos de construcción debido a esta incidencia obligará a los propietarios a tener que esperar, al menos, a los primeros meses de 2009.

El director gerente de la promotora pública, Alvaro Avís, explicó a principios del pasado mes de agosto que el principal escollo del proyecto era la ubicación del tendido eléctrico de alta tensión que afectaba a la obra y cuya retirada era preceptiva para poder cumplir el plan de seguridad de la construcción.

En los últimos días, operarios de la compañía eléctrica procedieron a la retirada de la torreta y del cableado eléctrico, lo que permitió el inicio de las obras de urbanización en la zona y el asfaltado de los viales. El tendido eléctrico discurría justo encima del solar en el que se construirán las viviendas, cuya construcción se iniciará de forma inmediata.

Urvipexsa mantuvo numerosos contactos con Iberdrola con el fin de agilizar la retirada del tendido y la torreta, pero los frutos no se obtuvieron hasta hace unos días. Las viviendas se construirán en la carretera de Montánchez, muy cerca de la promoción pública de las 57 cuyas llaves fueron entregadas a sus propietarios en un acto oficial el pasado 31 de julio. El presupuesto de ejecución de las obras es de 9.142.543 euros.