•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Unas 250 personas se han manifestado a las puertas de la Facultad de Biblioteconomía en contra del derribo del cubo. El acto contó la presencia del secretario del Consejo de Alumnos y del decano de la facultad, Marcos Casilda y Agustín Vivas, respectivamente, además de miembros del equipo docentes y personal de administración y servicios.

Según recoge la agencia Efe, en la manifestación se escucharon consignas de no al derribo, de esta facultad no nos moverán o amigos o enemigos de Badajoz, en referencia a la sentencia judicial que da la razón a la asociación Amigos de Badajoz y obliga a devolver el edificio a su estado original.

Los universitarios salieron a la calle por primera vez desde que saltó la polémica del derribo del cubo, construido en el año 2000 para albergar las necesidades de las titulaciones de Biblioteconomía y Documentación y Comunicación Audiovisual.

Marcos Casilda se manifiesta con contundencia al asegurar que su intención es "seguir" asistiendo a las clases dentro del recinto de la Alcazaba y critica el hecho de que "nadie" les haya tenido en cuenta en el proceso de negociaciones que se está llevando a cabo entre las administraciones y Amigos de Badajoz. "En caso de irnos de aquí, debe ser un nuevo edificio".

La postura del decanato del centro es similar, puesto que Vivas considera "inviable" continuar dentro de las murallas si les quitan casi mil metros de la facultad.

Finalmente, el presidente de la asociación de comerciantes de la calle Menacho, Emilio Doncel, se suma a las reivindicaciones al considerar que los alumnos de las tres titulaciones "han revitalizado el casco antiguo y han aportado una sensación de seguridad en el entorno". En este sentido, solicita que los diez o doce millones de euros que costaría devolver el edificio a su estado original se utilicen ya en un Plan Director de rehabilitación de la Alcazaba.


Galería de imágenes