•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Luis Francisco Mendo Olivo y Adrián Mendo Mordillo, padre e hijo de 56 y 30 años y vecinos de la localidad cacereña de Malpartida de Plasencia, fallecieron ayer en un accidente de tráfico cuando se dirigían a Madrid -como miles de extremeños cada semana- para trabajar como albañiles en una obra. Otro hijo, Oliver Mendo Mordillo, de 26 años, resultó herido leve en el choque frontal entre el vehículo en el que viajaban y un camión frigorífico de pequeño tonelaje cuyo conductor también está leve. El suceso ha conmocionado a la familia y a todo Malpartida, donde eran conocidos y queridos, pero especialmente a los trabajadores de la construcción y al Club Polideportivo Chinato, del que Adrián Mendo formaba parte. Tanto es así que tanto los jugadores actuales y los retirados lloraron su muerte y sacaron fuerzas para reunirse a última hora de ayer en torno a la camiseta que utilizaba para darle su particular e íntimo homenaje.

Según informó el 112, las trágicas muertes se producían en torno a las 8.30 horas en el punto kilométrico 14 de la carretera M-404, en las proximidades de Navalcarnero, en el término municipal de Batres. El choque fue tan brutal que los bomberos tuvieron que rescatar los cuerpos de los fallecidos del interior del vehículo porque quedaron atrapados en el amasijo de hierros. Por su parte, el hermano menor, herido con politraumatismos, fue evacuado en una UVI al Hospital de Getafe y también a este centro trasladaron al conductor del camión, de 51 años y con politraumatismo.

 

Anuncios
Anuncios

VIUDA Y DOS HIJAS MAS Las dos muertes han consternado a toda la familia, sobre todo a su mujer –que recientemente había abierto una tienda de arreglos de costura en Plasencia, que permaneció cerrada durante todo el día– y a las otras dos hijas del matrimonio. También a los numerosos familiares que residen en Malpartida de Plasencia y en Plasencia –entre ellos, miembros de la conocida constructora Girón Mendo– y, en general, a todos los vecinos de Malpartida.

Muchos de sus familiares se trasladaron ayer mismo al Instituto Anatómico Forense de la capital, donde fueron llevados los cuerpos de los fallecidos a la espera de una autopsia que esta prevista para la mañana de hoy. Parte de la familia regresaba ayer mismo por la tarde al pueblo, pero otros permanecieron en la capital arropando a la viuda. El entierro podría producirse esta misma tarde o, como máximo, mañana por la mañana, en función de la agilidad de la autopsia y del viaje de vuelta.

 

VIAJE SEMANAL A MADRID Precisamente, son muchos los vecinos que esperan al día de hoy para poder acudir a su velatorio y dar el pésame a los familiares. Como muestra del sentimiento que han provocado sus muertes en su pueblo y del cariño que les tenían los vecinos, el ayuntamiento ha decretado dos días de luto y su alcalde contaba ayer que padre e hijo "se iban a Madrid los lunes por la mañana y regresaban los jueves como muchos otros albañiles de Malpartida porque esta localidad vive de la construcción y aquí no hay suficientes obras".

Por eso, unos de los más afectados ayer eran los albañiles que cada semana realizan este mismo viaje y señalaban "esto debería considerarse como accidente laboral porque vamos en coches de empresa y a trabajar".

Otros vecinos a título particular destacaban que padre e hijo "eran personas muy sociables, toda la familia eran gente muy conocida". Luis Francisco Mendo jugaba habitualmente partidas de dominó en el bar Jarer de la localidad, por lo que ayer sus compañeros de mesa y todos los profesionales que trabajan en el bar añoraban su pérdida.


Galería de imágenes