•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los cuerpos de seguridad y de emergencias se tuvieron que emplear a fondo la pasada madrugada en Badajoz, donde asistieron a los afectados en dos accidentes de circulación y un incendio, entre las 00.30 y las dos de la madrugada, con el resultado de una persona muerta y siete heridas. El más grave de estos sucesos fue un atropello que ocurrió 35 minutos después de la media noche en la autovía A-5 de Madrid a Lisboa, en el kilómetro número 405.900, a poco más de mil metros Caya.

En este siniestro falleció un hombre identificado con las iniciales J. M. T. V., de 40 años, natural de la localidad de Esparragosa de la Serena, de la provincia de Badajoz, aunque residía en la capital pacense sin que tuviera domicilio conocido, según la Guardia Civil de Tráfico. Al lugar del suceso acudieron también un equipo del112 con una unidad medicalizada y una dotación de bomberos, que retiraron de la calzada los restos del cuerpo de la víctima.

El 112 recibió la llamada de socorro a las 0.41 mientras que la de la Guardia Civil fue a las 0.35, dando cuenta de que se había producido un atropello, con una víctima y de que el conductor del vehículo también necesitaba asistencia médica por sufrir una crisis ansiedad, si bien resultó ileso en cuanto a lesiones físicas. El conductor fue identificado con las iniciales I. C. C., de 26 años, que viajaba en una furgoneta Mercedes Vito con matrícula portuguesa por la A-5 en dirección a Portugal, cuando se vio sorprendido por la presencia de una persona en el medio de la calzada, sin que tuviera tiempo para esquivarla.

Anuncios
Anuncios

Según fuentes de la Guardia Civil, el conductor se encontró "de golpe" al peatón. Sin embargo, este cuerpo no pudo precisar la causa de que esa persona estuviera de noche en la calzada de la autovía, pues no había ningún otro vehículo parado en los alrededores; ni si el furgón realizaba un adelantamiento, por lo que se cree que el peatón pudo cruzar la carretera, o llegar caminando desde Caya o desde el camino de servicio que conduce al área de servicio las Bóvedas.

GASOLINERA Trabajadores de la gasolinera de dicha área manifestaron a este diario que "un compañero que trabaja de noche nos dijo que había habido un atropello, de un furgón a un hombre y que había quedado destrozado; por los visto estaba lloviendo, pero no sabemos nada más. Aquí ha estado la televisión portuguesa preguntando lo mismo". Estos empleados afirmaron que que no es raro ver a "muchos portugueses que van andando hasta El Nevero por el arcén de la autovía".

La Guardia Civil localizó a la familia de la víctima, que vive en el País Vasco, y a la que se esperaba anoche en el Servicio de Necropsias del Hospital Infanta Cristina, al que se trasladaron los restos del fallecido para realizar la autopsia, con el fin de hacerse cargo del cuerpo.


Galería de imágenes