•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Servicio Extremeño de Salud (SES) retira los lotes de contraste intravenoso utilizados para pruebas diagnósticas de TAC como medida cautelar ante el fallecimiento de uno de los cuatro pacientes que la pasada semana fue sometido a esas pruebas en el Hospital de Mérida.

Según El Periódico Extremadura, la Junta de Extremadura indica que el 18 de septiembre se realizaron en el Hospital de Mérida unas pruebas diagnósticas de TAC programado con contraste intravenoso a cuatro pacientes consecutivamente, "pruebas que provocaron fiebre, síntomas gastrointestinales y alteraciones renales y hepáticas que aconsejaron su posterior ingreso médico al día siguiente". Tres de los pacientes recibieron el alta, mientras que el otro, falleció el 24 de septiembre "al ser agravadas en este caso concreto las referidas dolencias". Se trataba de un paciente, L.E., de 80 años, que padecía un carcinoma de pulmón y estaba en tratamiento radioterápico.

La Junta reseña que el mismo día de producirse estos hechos, desde la dirección médica del hospital, así como desde la Gerencia de Salud de Mérida se adoptaron las medidas pertinentes en estos casos y se procedió a transmitir los datos a las autoridades sanitarias nacionales.

Asimismo, desde el Ejecutivo regional se advierte que como medida cautelar se han retirado los lotes de contraste y se ha iniciado el procedimiento investigador habitual, además de que en todo momento, el SES ha informado a los familiares de los pacientes de su estado y de la situación "en particular a la familia del fallecido". bien "dentro de las dolencias que tenía".


Galería de imágenes