•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una condena de 22 años de prisión es la pena que el Ministerio Fiscal pide para el hombre que hace algo más de un año degolló a su exnovia en un piso de la avenida de Hernán Cortés.

Isaam Ghayour, de 46 años y natural de Rabat, acabó con la vida de María Antonia Pérez Moreno, de 36 años y vecina de Casar de Cáceres, porque ella rechazó su propuesta de marcharse con él. Se la arrebató brutalmente y no sin antes golpearla y causarle otras heridas con la misma navaja con la que la degolló, hechos por los que la fiscal encargada del caso le acusa de un delito de asesinato con las agravantes de alevosía y ensañamiento.

Pero también, y es por ello que la condena que se solicita es menor, se considera la atenuante de confesión, dado que tras cometer el crimen el acusado, aún con la manos y la ropa ensangrentada, y portando la navaja en la mano se dirigió a un agente de la policía local que regulaba el tráfico en Antonio Hurtado se entregó y le dijo: "He matado a una chica", según publica El Periódico Extremadura.

Tras su confesión Isaam Ghayour fue detenido y trasladado de forma inmediata a la Comisaría Nacional de Policía, donde tras prestar declaración pasaría en sus calabozos todo el fin de semana, hasta que en la mañana del lunes 22 fue puesto a disposición judicial y prestó declaración ante el juez titular del Juzgado de Instrucción número 6, competente para los asuntos de violencia de género. Tras algo más de una hora y media de interrogatorio, el juez decretó para él el ingreso en prisión comunicada y sin fianza, situación en la que se encuentra desde entonces y en la que seguirá hasta la celebración del juicio.

Aunque la instrucción está ya concluida fuentes judiciales cercanas al caso indicaron ayer a este diario que no es probable que el juicio se celebre ya en este año, pues al ser por tribunal del jurado los trámites para la constitución del mismo conllevan una mayor duración.