•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El pleno del Ayuntamiento de La Cumbre, municipio de 1.000 habitantes, acordó en su última sesión plenaria las retribuciones de los concejales por asistencia a los órganos colegiados, que contempla para la alcaldesa, María del Carmen Castro (PSOE), una asignación de 350 euros por pleno y la misma cantidad por su presencia en las comisiones de gobierno.

Se trata de una de las asignaciones más elevadas que percibirá un alcalde en Extremadura pese a ser uno de los municipios con menor población de la provincia de Cáceres.

El acuerdo plenario ha sido impugnado por el PP por considerar que "es una ilegalidad", ya que, además de ser una cantidad elevada, establece distintas retribuciones para cada miembro de la corporación municipal dependiendo de si se trata de ediles del equipo de gobierno o de la oposición. De este modo, el primer teniente de alcalde, Bruno Pérez, percibirá 100 euros por asistencia a plenos, el concejal de Servicios Sociales 180 y el resto de ediles 42. Lo mismo sucede con la asistencia a comisiones de gobierno, cuyas retribuciones serán de 350 euros para la alcaldesa, 50 para el primer teniente de alcalde, 25 euros para el segundo teniente de alcalde y 15 euros para el resto de ediles.

Las asignaciones económicas acordadas son de las más elevadas que se han aprobado desde el pasado mes de junio a pesar de que La Cumbre apenas tiene 1.000 habitantes. Grandes municipios como Navalmoral de la Mata, Talayuela o Valencia de Alcántara han aprobado asignaciones muy inferiores pese a tener una población mucho mayor. En Navalmoral de la Mata, todos los concejales perciben 120 euros por asistencia a plenos y 90 por comisión de gobierno. En Talayuela, de 10.000 habitantes, los ediles sin dedicación exclusiva perciben 200 euros por pleno y 100 por comisión de gobierno, mientras que en Valencia de Alcántara la cantidad se reduce a 55 euros por pleno y 35 por junta de gobierno. En Tejeda de Tiétar, municipio con el mismo número de habitantes que La Cumbre, los concejales cobran 52,94 euros por cada pleno y 35,30 euros por cada comisión de gobierno.

No obstante, María del Carmen Castro reconoció ayer haber cometido un error y afirmó que ha convocado un pleno para el miércoles, día 12 de septiembre, en el que propondrá la nulidad del acuerdo adoptado en la sesión extraordinaria el pasado día 13 de agosto.

"Hemos metido la pata y lo vamos a retirar", explicó la alcaldesa, que no está liberada pero sí tiene un empleo a jornada completa. Con relación a este asunto, la portavoz municipal del PP, Julia Delgado, informó que le propuso a Castro que se liberase parcialmente, pero que optó por asignarse 1.050 euros mensuales por asistir a un pleno y dos comisiones de gobierno cada mes. Delgado confirmó que no ha recibido ninguna convocatoria para el pleno del próximo miércoles y advirtió que suelen realizarse con 24 horas de antelación.

Bruno Pérez, indicó que "el tema de las asignaciones está en el aire" y no se va a llevar a la práctica. Al igual que Castro, el primer teniente de alcalde explicó que dedican numerosas horas al ayuntamiento y que "el trabajo y el esfuerzo debe ser recompensado". Sin embargo el PP criticó que Castro basó toda su campaña en la gestión del dinero público y no da ejemplo.


Galería de imágenes