•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ecologistas en Acción de Extremadura pidió a la Junta que elimine la práctica cinegética de la tórtola común para que no sea cazada durante algunas temporadas, mientras se profundiza en los estudios sobre el conocimiento del ciclo biológico de la especie.

Ecologistas en Acción señala que el este sábado 25 ha comenzado el período de media veda en Extremadura de las especies tórtola común, palomas, estornino pinto, urraca, grajilla, ánade real y zorro, que durará hasta el 16 de septiembre.

Por ello, lamentaron que la Administración autonómica no perciba que este tipo de actividad cinegética en esta época incide "muy negativamente" sobre el necesario renuevo de la población.

Según explicó el colectivo, la caza no es un método capaz de controlar las poblaciones de las especies, ya que la existencia de poblaciones que localmente resultan problemáticas se debe al deplorable estado al que se ha llegado tras la mala gestión del medio, que provoca la proliferación de desperdicios de todo tipo.

A esto hay que añadir la intensificación agrícola que "hace desaparecer depredadores naturales que sí controlan los niveles poblaciones de sus presas", aseguraron.

Según indicó en su comunicado, los estudios señalan que existe una elevada cantidad de ejemplares jóvenes que, con la media veda que empieza a finales de agosto, son fácilmente abatidos, lo que influye de forma negativa sobre la población reproductora al producir el un envejecimiento de los ejemplares y la imposibilidad de renovación de los mismos.

Por ello, Ecologistas en Acción exigieron a la Administración autonómica que atienda las recomendaciones de los estudios científicos y gestione adecuadamente los recursos naturales, así como que establezca una moratoria cinegética sobre la tórtola común al mismo tiempo que se desarrollen planes de gestión que mejoren el estado poblacional de la especie.