•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Asociación Ecologistas en Acción de Extremadura al igual que Ecologistas en Acción de Cáceres y Badajoz han remitido a la Junta de Extremadura sus sugerencias con las que manifiestan su rotundo rechazo a que se pueda construir una nueva autovía entre Cáceres y Badajoz.

Ante la existencia de un período para presentar sugerencias al proyecto de construir una la autovía Ecologistas en Acción de Extremadura, Ecologistas en Acción de Badajoz y Ecologistas en Acción de Cáceres ha presentado las suyas que se pueden resumir en:

Estiman que no está fundada la necesidad de esta Autovía y por ello la principal de sus sugerencias es que no se continúe con este proyecto, por el negativo impacto ambiental en la Sierra de San Pedro y los Llanos de Cáceres y la negativas repercusiones socioeconómicas que puede provocar en Puebla de Obando y la Roca de la Sierra y por lo innecesario de la misma, ya que ambas ciudades ya están conectadas por la carretera EX100 y por Autovía a través de la A5 y A66, por ello han solicitado a la Junta que tengan en cuenta sus argumentos:

Anuncios
Anuncios

Argumentan en la actual carretera que une ambas ciudades a través de la Roca de la Sierra y Puebla de Obando no existe un volumen de tráfico que pudiera justificar dicha infraestructura, "la densidad de tráfico es muy inferior en la mayoría de sus tramos a las que el propio PEIT (Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte) establece como mínimo necesario para hacerlas recomendables (10.000 vehículos/día) únicamente se acerca a este volumen de tráfico el tramo Badajoz hasta el cruce con la carretera de San Vicente de Alcántara que ya tiene previsto un proyecto de desdoblamiento de la calzada".

Añaden que los ahorros de tiempo en el viaje por esta autovía propuesta frente a las ya existentes son reducidos "e incluso dudosos". Este aspecto que varía según la alternativa que se considere; la complicada orografía de algunas de las zonas con mayores valores ambientales en Sierra de San Pedro "podría obligar a tener que reducir las velocidades máximas permitidas".
 
Explican los ecologistas que la actual carretera presenta un buen firme, aunque mejorable, tiene amplios tramos para realizar adelantamientos que vuelven a cuestionar la necesidad de convertir dicha carretera en autovía. Únicamente, en el sector más montañoso (no mayor de treinta kilómetros) que atraviesa la Sierra de San Pedro entre el Puerto del Clavín y la Roca de la Sierra pueden existir puntualmente pequeños problemas en cuanto a visibilidad o posibilidades de adelantamiento que serían subsanables con carriles de vehículos lentos en las zonas que puedan presentar algún problema contribuyendo con esta sencilla medida a una óptima fluidez del tráfico destruyendo muchas menos zonas de gran valor ecológico.


Galería de imágenes