•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural ha tramitado más de 300 solicitudes de productores extremeños de tabaco que quieren beneficiarse de las medidas acordadas entre el Ministerio de Agricultura y la compañía Philip Morris Internacional para mejorar la calidad del tabaco y modernizar la producción.

Actualmente, el Servicio de Ayudas y Regulación de Mercado de la Consejería de Agricultura está solicitando información a los productores de tabaco para enviar la documentación a Madrid, según informo la Junta.

El convenio de Mejora de Calidad del Tabaco en España, suscrito entre el Ministerio y la compañía tabaquera, contempla un plan de inversiones que se llevarán a cabo en las explotaciones de tabaco de la región durante los próximos cuatros años.

Las ayudas están encaminadas a mejorar la calidad reduciendo los niveles de nitrosaminas en el tabaco curado, a través del empleo de intercambiadores de calor para evitar la combustión directa.

También se persigue reducir la contaminación con poliuretano, mediante la adaptación de los secaderos de tabaco, que se consigue revistiendo las paredes, puertas y techo de los mismos.

La Consejería de Agricultura, además de colaborar en la tramitación de las solicitudes, se encargará de examinar las explotaciones extremeñas que se acojan al convenio.

Concretamente, los técnicos harán el control previo de las explotaciones para evaluar su situación y, una vez que se hayan adaptado los secaderos de tabaco, comprobarán si reúnen los criterios de calidad establecidos en el convenio.

En opinión de la Junta, la decisión de los productores extremeños de llevar a cabo acciones como estas, encaminadas a la reconversión del sistema de curado de los secaderos de tabaco de la variedad Virginia, de combustión directa e indirecta, supone "una apuesta de continuidad de un sector que se orienta hacia la calidad que exigen los operadores en el mercado exterior".

Asimismo, considera que es "un paso adelante en la adaptación del tabaco que permitirá a los productores de la región mantenerse como precursores de recursos económicos" en comarcas donde este cultivo representa la principal fuente de empleo y determina la fijación de población en muchos núcleos rurales de Extremadura.

Además, recalca que el apoyo tanto del Ministerio como de la Consejería para la mejora de la producción y calidad del tabaco extremeño "es una apuesta más de ambas administraciones por el mantenimiento y futuro de este cultivo".