•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El portavoz de la Plataforma de Afectados por la Central Nuclear de Almaraz,Máximo García, lo achacó a una subida de la temperatura del agua como consecuencia de un incidente registrado el pasado 18 de julio en la planta. El Ayuntamiento de Saucedilla también coincidió en que se ha producido una subida de la temperatura, pero como consecuencia, entre otras causas, de la reducción de los riegos de Valdecañas, que terminaban sus vertidos en Arrocampo y contribuían a refrigerarlo.

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) confirmó ayer que en esa fecha las unidades I y II de la central nuclear "registraron diferencias respecto de las previsiones de funcionamiento en los tiempos de actuación de las válvulas de los respectivos sistemas de mitigación de sobrepresiones en frío". Un portavoz de este organismo explicó que el problema "afectó a las válvulas de alivio, que tienen que tener un tiempo de apertura determinado". En cualquier caso descartó que la excesiva mortandad de peces pueda atribuirse a esta incidencia ya que, según su opinión, "las válvulas de alivio están en la zona de contención y no afectan al embalse".

Máximo García se mostró convencido de que incidentes como el del pasado 18 de julio incrementan los niveles de mortandad de la fauna e indicó que el canal subterráneo que forma la cola del embalse en las inmediaciones de este municipio tiene más de 400 peces muertos. También informó que seis operarios retiraron los peces muertos a bordo de dos barcazas y los llevaron a la incineradora de Almaraz en diez contenedores.

"Están corrompiéndose y con aspecto blanquecino debido a los días que han transcurrido", dijo el portavoz de la Plataforma de Afectados por la Central Nuclear de Almaraz. "Mueren por las altas temperaturas de las aguas, porque no hay oxígeno, porque el embalse está contaminado y porque se producen demasiadas fugas", aseveró.

El alcalde en funciones de Saucedilla, Luis Pesado, dijo que descubrió "cientos y cientos.de peces muertos‡" el sábado, por lo que telefoneó a la planta. El problema más grave se registra en el canal subterráneo de la cola del embalse, donde se han acumulado con la marea.

"El olor es nauseabundo y nadie quiere ir a la piscina", explicó. El ayuntamiento volvió a reclamar a la planta que retome un proyecto que había para introducir corrientes de agua en recirculación constante por la zona afectada. Sin embargo la cuestión parece complicada, pues ambas partes reconocieron que las relaciones están rotas.

Un portavoz de la central nuclear confirmó que hubo una llamada del alcalde de Saucedilla advirtiendo del problema. Sin embargo, los biólogos de la planta consideran que "los peces muertos se concentran el área próxima a la zona de aguas negras de la depuradora de Saucedilla". Según este portavoz, se trata de "una zona cerrada que dificulta que los peces tengan oxígeno‡" y que "es un tema recurrente de verano".


Galería de imágenes