•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los vecinos de la localidad hurdana de Riomalo de Abajo han mostrado su malestar por el deficiente servicio que presta la compañía Telefónica de España en esta zona desde hace más de un año. Los usuarios padecen continuos cortes en la línea de teléfono fijo, carecen de cobertura de telefonía móvil y no tienen posibilidad de conectarse a internet con normalidad.

En Riomalo de Abajo residen habitualmente medio centenar de vecinos, pero la población se multiplica los fines de semana y en períodos de vacaciones, donde unas 400 personas pueden alojarse en los numerosos establecimientos turísticos de la comarca. Durante la pasada Semana Santa el pueblo ya estuvo quince días sin línea de teléfono, y en las últimas semanas el servicio de telefonía fija padece reiterados cortes, lo que imposilita que los vecinos y turistas puedan estar comunicados. "Pedimos justicia, nos sentimos marginados", manifestaron algunos vecinos de Riomalo. Por su parte, Luis Carrero, propietario del Mesón El Labrador, pidió incluso ayuda al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, para que interceda en el asunto y se pueda ofrecer una solución a los habitantes de esta localidad de la comarca de Las Hurdes. "Tenemos derecho a ser ciudadanos del siglo XXI y acceder a las nuevas tecnologías", explicó.

Asimismo, Carrero manifestó que los problemas en la línea de teléfono y la ausencia de cobertura están "dañando gravemente" al sector turístico, como ya ocurriera la pasada Semana Santa. "La solución es tan sencilla como colocar fibra óptica desde el cruce de Las Mestas hasta Riomalo con una inversión de unos 36.000 euros, según nos han explicado algunos operarios", añadió Luis Carrero. De momento Telefónica no se ha pronunciado sobre la situación que padecen los habitantes de la localidad.


Galería de imágenes