•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Repostar este mes en Extremadura puede resultar hasta un 15% más caro que a principios del año. La subida de precios del barril de petróleo en los últimos siete meses ha situado el coste del combustible para automóviles al borde de los valores máximos alcanzados durante el pasado verano.

De esta forma, el importe medio de un litro de gasolina sin plomo de 95 octanos en la región se ha situado este mes en 1,08 euros por litro, 14 céntimos más que en enero y solo dos céntimos y medio menos que hace un año, tal y como publica El Periódico Extremadura.

Anuncios

Ante esta situación, llenar de gasolina el depósito de un coche de tipo medio –tomando como referencia una capacidad de 60 litros– cuesta ahora hasta ocho euros más que hace solo siete meses. Y la tendencia, aunque de forma más suave, es extensible a otro tipo de combustibles. Así, en el caso del gasoleo, el encarecimiento ha llegado al 9% durante esta primera mitad del 2007, de forma que el litro de este tipo de derivado del petróleo alcanza ya los 96 céntimos en las gasolineras y poder llenar el depósito supone ahora desembolsar cinco euros más que en enero (ha pasado de 53 a 58 euros).

Anuncios

A pesar de todo, el combustible en Extremadura aún no ha llegado a los extremos del pasado verano, cuando el litro de gasolina se sitúo en 1,10 euros y el de gasóleo se estableció por encima de los 98,5 céntimos. Eso sí, si se echa la mirada atrás, resulta que repostar actualmente le puede salir hasta un 30% más caro que hace un lustro. Y es que desde el 2002 los carburantes han sufrido una escalada de precios hasta ir situándose en cifras de récord año tras año.


Galería de imágenes