•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El joven novillero de Getafe, Javier Cortés, sufrió una aparatosa cogida en la tarde del viernes en la tercera novillada de la feria de San Buenaventura de Moraleja. El astado le propinó una cornada en la zona maxilofacial de la que tuvo que ser intervenido en el quirófano móvil situado junto a la plaza y trasladado posteriormente al Hospital Ciudad de Coria.

El incidente se produjo minutos después de salir el tercer toro de la tarde a la plaza, cuando al recibir al astado de la ganadería de Hermanos Pérez Villena, el diestro recibió una fuerte cornada en la cara, a nivel masial inferior con desgarro completo del labio inferior en colgajo. Tuvo que ser intervenido en el quirófano móvil y posteriormente trasladado al Hospital Ciudad de Coria, donde se le dio el alta horas después.

En el mismo festejo también resultó herido un picador de Madrid con esguince y lusación en una dedo de la mano derecha. Además, un banderillo de Villaviciosa de Odón tuvo que ser atentido en enfermería por contusiones en hemitórax derecho y varetazo en la espalda.