•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Administrador Diocesano de Coria-Cáceres, Ceferino Martín, ha dado a conocer que el Papa Benedicto XVI ha nombrado Obispo de Coria-Cáceres al sacerdote Francisco Cerro Chaves. Francisco Cerro tiene 50 años de edad y nació en Malpartida de Cáceres, en la actualidad director del Centro de Espiritualidad de la Archidiócesis de Valladolid, y destaca por su dedicación a los jóvenes.

Todas estas cualidades, que sea joven, extremeño y con especial interés por al juventud, las ha valorado positivamente el Administrador Diocesano de Coria-Cáceres, diciendo que entre los retos que deberá afrontar están "transmitir el mensaje del Evangelio en una sociedad cada vez mas secularizada, hacerlo llegar en especial a los más jóvenes y convocar a los mismos para que escuchen la llamada de Dios y aumente el número de sacerdotes".

Anuncios

Francisco Cerro viene a sustituir a monseñor Ciriaco Benavente Mateos que fue trasladado a la diócesis de Albacete, de donde fue nombrado Obispo el 16 de octubre de 2006, haciendo el número 118 de la Diócesis.

Anuncios

Su nombre ha sido escogido en Roma de entre tres candidatos desconociéndose el nombre de los otros dos por secreto episcopal.

Todavía se desconoce la fecha de ordenación, porque al ser un obispo de nueva creación tiene tres meses para ordenarse; ese día se celebrará con una misa a la que asistirán numerosos obispos de otras Diócesis y se le impondrán la simbología que utilizan los obispos para el compromiso que son el báculo, la mitra y el anillo.

El obispo electo de Coria-Cáceres nació el 18 de octubre de 1957 en Malpartida de Cáceres. Cursó los estudios de bachillerato y de filosofía en el Seminario de Cáceres y los teológicos en el Seminario de Toledo, diócesis en la que fue ordenado sacerdote el 12 de julio de 1981. Es doctor en Teología Espiritual por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Es miembro fundador de la Fraternidad Sacerdotal del Corazón de Cristo.

Su vida sacerdotal ha transcurrido entre las diócesis de Toledo y Valladolid. En la primera desempeñó distintos ministerios como vicario Parroquial de San Nicolás (1981-1986); consiliario de pastoral juvenil de la ciudad de Toledo desde 1982 y de toda la Archidiócesis desde 1983 hasta 1989; colaborador de la Parroquia de Santa Teresa (1986-1987); y director de la Casa Diocesana de Ejercicios Espirituales (1986-1989).

Desde 1989 ejerce el ministerio en Valladolid, donde se incardinó el 20 de septiembre de 1992. Actualmente es capellán del Santuario Nacional de la Gran Promesa y director del centro de Formación y Espiritualidad del Sagrado Corazón de Jesús, desde1989; Director diocesano del Apostolado de la Oración, desde 1990; miembro del Consejo Presbiteral Diocesano, desde 1994; Delegado diocesano de Pastoral juvenil, desde 1996; y  Profesor de Teología espiritual del Estudio Teológico Agustiniano de Valladolid.

Es autor de numerosas publicaciones dedicadas especialmente a la formación espiritual de los jóvenes


Galería de imágenes