Martes, 20 de Agosto de 2019

Última actualización: 17:38

 
Publicado: 18/07/2019 a las 20:01 horas
Sección:

UPA-UCE Extremadura reclama al Ministerio de Agricultura una regulación "firme" para la fruta de hueso

MÓNICA PASCUAL - MÉRIDA

UPA-UCE Extremadura ha reclamado al Ministerio de Agricultura una regulación "firme" para la fruta de hueso para adaptar la oferta a la demanda porque, según lamenta, es "absurdo" estar produciendo una fruta de primera calidad "para que luego se quede en los árboles".

Así lo ha trasladado el secretario general de la organización agraria, Ignacio Huertas, a los responsables del departamento que dirige Luis Planas durante la reunión sectorial de la fruta de hueso celebrada en la sede el Ministerio. 

Ha explicado que la campaña de este año, sin una gran producción, se ha convertido en un ejercicio "muy complicado" para los agricultores porque las centrales hortofrutícolas siguen utilizando la venta "a resultas" como práctica general, es decir, "que la mayoría no tienen contratos y esto genera unos precios en origen muy bajos".

Según informa UPA-UCE los productores de fruta se confiesan "indefensos" ante un funcionamiento "perverso" de la cadena agroalimentaria. 

El carácter perecedero de sus productos, explica, les hace estar en manos de determinadas centrales o primeros compradores que se llevan la producción, la distribuyen y tras echar sus cuentas, liquidan una determinada cantidad al agricultor.

En sectores como el de la ciruela, además, se ha producido un parón en el mercado "bastante injustificado" porque la producción es menor que el año pasado y los productores ven que las centrales no les aceptan una parte importante de la producción, aprovechándose de la falta de contratos "y echando toda la culpa al agricultor, que es quien no puede recoger su fruta", denuncia UPA-UCE.

La consecuencia de esta "catastrófica situación", afirma, es que muchos agricultores están arrancando sus frutales con la producción en el árbol ante la falta de rentabilidad de la fruta de hueso.

Por ello, la organización agraria insiste en que el sector necesita una "regulación firme", con la existencia de una organización interprofesional para resolver estas cuestiones y para adaptar la oferta a la demanda. 

En concreto, los representantes de UPA-UCE han trasladado al Ministerio una serie de propuestas para resolver esta "grave" situación que afecta a los fruticultores de toda España, entre ellas ayudas mínimas a la retirada en el árbol, para frenar el problema de la ciruela, y al arranque, en esta caso con ayudas para una reestructuración "ordenada".

Asimismo, propone incrementar los controles de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) ante unas "prácticas abusivas generalizadas" y medidas de promoción del consumo. 

en la Hemeroteca Google
Hemeroteca Álbunes de fotos
Buzón del Oyente

© Radio Interior. Información legal